Ayudas para natación con niños

swimming

flotador bebe swimtrainermanguitos delpinYa ha empezado la temporada de piscina, ahora a disfrutar de los baños con los niños! Os vamos a hablar de las ayudas que usamos para los niños. Tenemos este flotador Swin Trainer y estos manguitos Delphin desde hace ya más de 3 años y cada rato hay alguien que nos pregunta por ellos, así que os vamos a hablar de ellos en este post.

El flotador sirve para bebés desde recién nacidos hasta 4 años en principio (hasta 18kg) aunque nosotros lo usamos con los bebés desde 0-1,5 años y luego pasamos a los manguitos. Cuando empezamos a
bañar a los niños les metemos en brazos con nosotros, para que se vayan acostumbrando a las sensaciones y vamos haciendo pequeños juegos para que se sientan cómodos en el agua. Una vez que ya saben lo que es el agua y están contentos en ella usamos este flotador para que puedan ser más autónomos y para meternos en el mar los días en los que hay olas. Está diseñado de forma que es muy difícil volcar y el niño está sujeto por un arnés con lo cual está protegido y no se puede salir. A pesar de esto, como con los manguitos se debe vigilar al niño en todo momento mientras está en el agua. Además la postura el la que está el niño es medio tumbado, para que cuando aprenda a nadar ya esté acostumbrado a tener una buena postura en el agua. Los niños disfrutan de la libertad de movimientos que les da este flotador, sobretodo cuando son tan pequeños que aún no gatean y este flotador les permite moverse hacia dónde ellos quieran fácilmente (de 3-9 meses). Lo hemos usado con nuestros dos hijos y dos sobrinos y en todos los casos ha sido genial verles disfrutar en el agua desde tan pequeños.

En cuanto los niños son un poco más mayores quieren poder chapotear más libremente que con el flotador, les pasamos a los manguitos. Estos manguitos de espuma, vienen de 6 en 6 (2 de cada color como en la foto) y tienen unos enganches que permiten unirlos entre si en función del nivel de autonomía de los niños. Al principio cuando son pequeños les ponemos los 3 y luego a medida que avanza el verano y van aprendiendo a nadar otra vez, les vamos quitando manguitos simétricamente en ambos brazos. Les proporciona mucha seguridad y les permite bañarse solos con apenas 1,5 años (bajo supervisión).

A diferencia de los manguitos de plástico, estos manguitos varias ventajas:

  • no se pinchan
  • no hace falta inflarlos
  • los niños se los ponen encantados – ni les roza la piel ni la deja roja
  • se los pueden poner y quitar solos fácilmente
  • duran un montón de años (los nuestros ya van por el 4º verano, mordeduras de bebés incluidas y sin problemas)
  • proporcionan siempre el mismo nivel de sujeción

A parte de esto, tenemos el típico churro de natación que les divierte desde bien pequeñitos, y desde los 2 y pico años cuando se empiezan a soltar es perfecto, ya que no les sujeta del todo. Con el churro hay que estar más alerta que con los manguitos o el flotador, por si se les escapa…

Esperamos que os haya gustado el post, ahora a disfrutar de los baños! Si queréis comprarlos por internet aquí os dejamos los links: