Remolque de Bicicleta Trail Angel

Remolque trail angel

Remolque trail angelPara empezar el nuevo curso, me he propuesto recoger al niño del cole en bicicleta al menos 2 días por semana… a ver si lo consigo! Para ello, he comprado este remolque llamado Trail Angel, ya que el niño tiene tan solo 3,5 años y hay unos 2,5 km del colegio a casa.

Como podéis leer en otros posts, ya teníamos un remolque doble en el que los niños van sentados, que seguimos usando, por las mañanas llevamos a los dos niños al cole en el remolque doble. También tenemos sillas para la bicicleta, pero no encajan en mi bici. Además, para el mayor ir en su propia bicicleta es muy divertido, a veces sugiere que le suelte, que puede ir solo pero por lo general va muy contento, mirando el paisaje y charlando conmigo. Además, va dando pedaladas con lo que me ayuda a mover el tandem, especialmente importante en las cuestas…

Hay distintos aparatos de remolques de este tipo en el mercado,  el Trail Gator, Trail Angel, WeeRide…. Después de revisar por interner me decanté por este por los siguientes motivos, sin haberlos probado:

  • Tiene doble enganche en la bicicleta del niño, lo cual hace que sea más estable que Trail Gator (enganche único)
  • Se puede usar con la bicleta del niño (con lo que se puede desenganchar si se aburre o cuando sea mayor puede ir suelto y engancharse si se cansa…)
  • Tiene un precio razonable

Llevo usando el remolque Trail Angel ya casi un mes y estoy muy contenta con el remolque, lo pusimos una vez y la verdad es que no lo he tenido que volver a ajustar. Se monta con un conjunto de tuercas, es bastante sencillo. Para que no se dañe la pintura y como amortiguador, puse un poco de cartón tanto en mi bicicleta como en la del niño, y por ahora van muy bien. Tiene unas ruedas dentadas que bloquean el mecanismo cuando lo ajustas. En la bicleta del niño el remolque tiene dos enganches – uno en la barra debajo del manillar y otras dos barras que se enganchan en las tuercas de la rueda delantera, dando mucha estabilidad a la bicicleta. Se supone que la rueda delantera de la bicicleta del niño se debe levantar un poc del suelo, pero dado que las bicicletas de niños normales no están pensadas para ir haciendo el caballito todo el rato (y  no creo que sea cómodo) nosotros la hemos montado con la rueda en el suelo.

El remolque no pesa mucho, voy al cole con la bicicleta del niño detrás, y luego vuelvo con el niño montada en ella. Ni me desequilibra la bici ni me supone mucho esfuerzo adicional tener la bicicleta detrás. Recién montado no ocupa mucho espacio, así que se puede guardar en cualquier sitio. Para llevarlo en la bicicleta del adulto sin enganchar a la del niño se puede doblar y se recomienda usar unas bridas (de las de plástico o cualquieras) para darle más estabilidad a las barras y que no molesten al montar.

En definitiva, estoy muy contenta con el invento del remolque, así me mantengo activa y el niño vuelve encantado del colegio. Si te interesa te dejo aquí el enlace: